Tips para que elijas tu torcha TIG




Entendemos que la torcha es un elemento clave para lograr un proceso de soldadura eficiente, pero con tantas opciones disponibles, puede ser un poco complicado decidir qué torcha TIG se necesita. Por supuesto, es tentador optar por un único enfoque y usar la misma para todo. Seamos honestos… ¡muchos de nosotros hemos estado allí! Pero seleccionar la torcha adecuada es clave para garantizar la mejor soldadura posible para tu trabajo. Lo primero en lo que tenemos que pensar es en el sistema de refrigeración.


¿TORCHA SECA O HÚMEDA?

Las torchas refrigeradas por agua permiten manejar corrientes más altas sin sobrecalentarse y soldar por períodos de tiempo más prolongados. Así también se benefician sus consumibles al mantenerse más fríos y, por lo tanto, se prolonga su vida útil. Sin embargo, estas torchas son más costosas, considerando la compra inicial de la torcha, los equipos adicionales como unidades de refrigeración, y requisitos de mantenimiento continuo. Las torchas secas permiten una mayor flexibilidad para realizar trabajos in situ ya que no requieren de tanto equipamiento. Si necesitas viajar para realizar diferentes trabajos, las torchas refrigeradas por aires son más convenientes. Pero, vas a encontrar una limitación en el tiempo durante el cual podes soldar continuamente, ya que pueden sobrecalentarse, y la refrigeración por aire no es realmente adecuada para amperajes altos por la misma razón. Por supuesto, esto puede no ser un problema, ya que depende del trabajo a realizar y de los requisitos de su aplicación. Pero, si necesitas soldar con altos amperajes, vas a tener que dejar de soldar constantemente porque la torcha estará demasiado caliente. Las mejoras en la productividad y el rendimiento de una torcha TIG refrigerada por agua realmente superarán los costos generales, incluso si la inversión inicial es un poco desalentadora. Como regla general, las torchas secas son mejores para materiales más delgados, trabajos donde se necesita portabilidad y pequeños proyectos, mientras que las torchas húmedas son más adecuadas para proyectos a gran escala, materiales más gruesos y soldadura de aluminio. Si buscas soldar continuamente, te recomendamos optar por la refrigeración por agua.

Si solo estás haciendo trabajos pequeños y no necesitas soldar durante largos períodos de tiempo, la refrigeración por aire te va a funcionar mejor.



¿TORCHAS GRANDES O TORCHAS CHICAS?


En segundo lugar tenemos que elegir qué tamaño de torcha necesitamos. Las torchas más pequeñas permiten una mejor accesibilidad, especialmente en lugares de difícil acceso. Además, son más ligeras y más cómodas de sostener. Sin embargo, solo pueden manejar corrientes más bajas debido al tamaño: Cuanto mayores sean los requisitos de amperaje, más grande será la torcha que se necesita para poder transportar esa corriente.




ENTONCES, ¿QUÉ TORCHA TIG DEBO ELEGIR?


En general, no hay una respuesta correcta o incorrecta; realmente depende de los requisitos del trabajo en cuestión y, por supuesto, de las preferencias personales. Si necesitas soldar en áreas estrechas o de difícil acceso, te recomendamos torchas más pequeñas.

Si necesitas portabilidad, las torchas refrigeradas por aire son la opción obvia.

Si necesitas amperajes más altos y soldar con poco tiempo de inactividad, la refrigeración por agua te permitirá soldar por más tiempo sin sobrecalentarse. Si vas a soldar durante períodos prolongados, también te recomendamos que busques una torcha que haya sido diseñada específicamente teniendo en cuenta la comodidad y la ergonomía del soldador, como la gama Suregrip TIG de RMB.


Fuente: https://www.rmb.com.ar/seleccion-de-una-torcha-tig/

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo