top of page

Tipos y uso del aporte en la soldadura

El Aporte en la soldadura es aquel instrumento que se utiliza para realizar los cordones de soldadura. También se le llama Material de aporte para soldadura. La función del aporte en la soldadura principalmente es cumplir con los requisitos de calidad y resistencia mecánica requeridos por la norma o especificación del fabricante.


De acuerdo al proceso de soldadura que se vaya a emplear, se pueden seleccionar varios tipos de materiales de aporte en la soldadura: puede ser un electrodo, Varilla de aporte o alambre macizo, varilla o alambre tubular, entre otros.


Por otro lado, junto con el material de aporte para soldadura se puede usar un fundente, este es un producto químico utilizado en el proceso de soldar. Su función inicialmente es la de aislar la soldadura del contacto con el aire y así beneficia al metal de aportación a que fluya y se distribuya en la unión.


La varilla de aporte es igual que el núcleo del electrodo, pero sin revestimiento, es decir, completamente desnudas, y pueden llevar el fundente que las recubre. Este tipo de soldadura no requiere aporte de material, prácticamente no lo permite a menos que sean varillas muy finas. Por lo general, estas varillas de aporte son de cobre, pues es un buen conductor de la electricidad.


El aporte en la soldadura depende del trabajo a realizar, como, por ejemplo:


Varilla de aporte para soldar oxiacetilénica: Es el metal de aportación que se usa para realizar soldaduras heterogéneas (blandas o fuertes). Entre los materiales principales para la fabricación de este tipo de varillas de aportes, resaltan la plata, el oro, el aluminio, el silicio, el cobre fosforoso y otros, para soldaduras fuertes. Para soldaduras blandas, el estaño, el plomo, el plomo, el cadmio, el zinc y otros. Sus longitudes y diámetros están sistematizados.


Además, como función del aporte en la soldadura de este tipo de varilla está: Primeramente, poder soldar una unión que cumpla con los requisitos en resistencia mecánica y corrosión. Debe tener la capacidad de mojar al material base y también debe tener una buena temperatura de fusión (inferior a la del metal a fundir).


Varilla de aporte para TIG: Por otra parte, estas varillas deben ser de igual o mejor calidad que el material a soldar. Su fabricación puede ser de acero inoxidable, aluminio o de acero al carbono. Y sus diámetros varían entre 1.1, 1.6, 2, 2.4, 3.2, 4 y 4.2 milímetros (mm), con una longitud de 900 milímetros (mm).


Al mismo tiempo, si se desea obtener una soldadura sana en la parte a trabajar, es muy importante mantener la varilla de aporte libre de contaminación y humedad. Estas no necesitan de fundente para realizar un buen cordón de ensambladura, ya que se realiza en la atmósfera inactiva producida por el gas de protección.






95 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page