Selección y tipo de gases

Para lograr una soldadura sana, libre de porosidad y oxidación, es fundamental generar una atmósfera de protección que elimine la presencia de oxígeno.


Esta atmósfera, se puede obtener de dos maneras:


1. Utilizando electrodos auto-protegidos, los cuales poseen un revestimiento que actúa como fundente. Es decir, al generarse el arco eléctrico, en la punta de electrodo se alcanza una temperatura tal que permite fundir tanto el metal de aporte como el revestimiento. Al combustionar el revestimiento, libera un gas, que se encarga de desplazar al oxígeno aledaño a la soldadura.


Esto explica porque los procesos auto protegidos (Electrodo revestido, FCAW y Arco sumergido) son procesos que inevitablemente generan escoria. Esta escoria, no es ni más ni menos que el residuo que produce la combustión anteriormente mencionada.


2. Utilizando gases accesorios de protección: Como sabemos, existen electrodos, que no poseen revestimientos, y están compuestos únicamente por el alma metálica del material de aporte. Entonces, es posible preguntarnos: ¿Cómo se desplaza el oxigeno en este caso?


La respuesta, es simple: El gas que antes generaba el revestimiento, ahora se agrega de manera externa. Esto permite generar una soldadura sana y evita la generación de escoria, optimizando la calidad de la soldadura y disminuyendo los tiempos de trabajo ya que no es necesario remover.


Código de color de los gases

Los gases están normalizados de acuerdo a un código de colores, que podremos observar en el tubo contenedor.




Es importante destacar que existen 2 tipos de gases, y para identificarlos necesitamos saber que los gases tienen la capacidad de ionizarse. Un gas ionizado (o iónico), es aquel cuyos átomos han perdido o ganado electrones debido a cargas eléctricas. Es decir, los gases pueden convertirse en vehículo de esos gases.

Esto nos permite clasificar los gases de la siguiente manera:

  • Gases inertes: Son gases que tienen una baja capacidad de ionización y un aporte calórico reducido, pero que proporcionan una gran limpieza y enfriamiento en la unión. Los ejemplos típicos son: El argón y el helio.

  • Gases activos: Los gases activos, tienen una capacidad de ionización mayor, Esto genera, mayor temperatura ( reflejado en la penetración), pero niveles limpieza inferiores que los gases inertes. Ejemplos típicos de gases activos son el dióxido de carbono (C02) y el Oxígeno (02).

Vale aclarar, que en el caso del gas MEZCLA, uno de los más utilizados para el proceso de soldadura semiautomática, suele denominarse MIG (Metal inerte gas), sin embargo, al tratarse de un gas que posee un porcentaje de gas activo (20% de CO2), éste debe pensarse como un gas activo. En conclusión, siempre que se suelde con gas mezcla, estaremos utilizando un proceso MAG (metal activo gas).

En el caso del proceso TIG (Tungsteno Inerte Gas), SIEMPRE se utilizarán gases inertes ( principalmente argón), debido a que la utilización de un gas activo, generaría un aumento de temperatura y en consecuencia, se deformaría nuestro electrodo.


Fuente: https://www.rmb.com.ar/seleccion-y-tipo-de-gases/

49 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo