top of page

Mantenimiento de los consumibles en soldadura láser

Una de las ventajas del proceso de soldadura láser, es que no requiere una reposición constante de consumibles. Esto se da gracias a que los consumibles que necesitamos se pueden diferenciar en 2 grandes grupos: 1 grupo que se encarga de cuidar la luz (protector de lente), para el cual va a ser fundamental la limpieza, y otro que es aquel que está en contacto con el material.


El segundo grupo, está compuesto principalmente por la boquilla que tiene una reposición muy baja por 2 razones principales. La primera es que al tener una zona afectada por el calor muy baja, el desgaste del consumible es mucho menor a los demás procesos. La segunda razón, es que gracias a la ausencia de proyecciones, la boquilla va a poder soldar continuamente sin encontrarse con ninguna obstrucción.


De todas formas, para poder obtener buenas soldaduras es fundamental el mantenimiento y limpieza de los pocos consumibles que este proceso posee.


Protector de lente: Es importante mantenerlo siempre limpio ya que de no ser así el equipo va a empezar a demandar más energía para el mismo trabajo. Lo ideal es realizar una limpieza externa cada 8 horas, con hisopos de microfibra (que no son reutilizables), utilizando guantes y sin tocar el centro del lente.

Este consumible dura alrededor de 200 horas de trabajo continuo, luego de esto es necesario reponerlo.


Filtros para el chiller: Para mantener una correcta refrigeración del equipo es fundamental el recambio de agua destilada, que se realiza cada 6 meses. Además, es importante que cada 3 cambios de agua realicemos una limpieza y cambiemos estos filtros cada 18 meses.


Sirga: Este consumible funciona igual que en el proceso MIG, es decir que dependiendo del material con el que vayamos a soldar debemos cambiar el tipo de sirga que estemos utilizando. Lo ideal es reponer este consumible por cada rollo de alambre consumido.





24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page